Buscar resultados | 'conjuntivitis'

Recomendaciones para la conjuntivitis

Para la conjuntivitis pueden administrarse gotas y antibióticos, pero siempre recetadas por un oftalmólogo. No todas las conjuntivitis se deben a un germen. Por ende, si se sobreutilizan los antibióticos en colirios, llegará a un punto que no harán efecto.

La conjuntivitis es una de las enfermedades del ojo más habituales en niños y adultos. Consiste en una inflamación de la conjuntiva, que es el tejido fino y transparente que recubre la zona interior del párpado y el área blanca del globo ocular. La inflamación produce que los vasos sanguíneos sean más visibles, lo que le proporciona al ojo una tonalidad rosada o rojiza.

Si se utilizan lentes de contacto, es importante esperar que la infección desaparezca para volver a usarlos.

Por otra parte, hay que evitar ver la televisión por tiempo prolongado o realizar actividades donde se esfuerce la visión por demasiado tiempo. Esto es para prevenir que los ojos se irriten más.

De la misma forma, y con el mismo fin, hay que utilizar lentes de sol, especialmente para los días ventosos, en donde los ojos se resecan y se agravan los síntomas.

Otro mito urbano es el lavado de los ojos con manzanilla. La creencia popular sostiene que esta acción contribuye a aliviar los síntomas de la conjuntivitis. No obstante, resulta contraproducente, ya que la infusión podría tener resto de polen o polvo de la planta, empeorando la situación visual.

Un menor con conjuntivitis debería mantenerse en su hogar durante todo el proceso que dure la enfermedad. Esto es para evitar que la infección no va a a expandirse.

También es importante no usar productos cosméticos o de belleza si se sufre de esta patología. Estas son sustancias artificiales que pueden agudizar el cuadro. Obviamente, estos artículos tampoco deben ser compartidos bajo ninguna circunstancia.

Por último, se debe asistir a una consulta oftalmológica a la brevedad si surgen vesículas en la piel o el área conjuntival del ojo afectado. También hay que ir si el dolor se intensifica o si la agudeza visual es afectada de manera considerable.

Posted en Datos, Oftalmología, Salud VisualComments (0)

Cómo prevenir la conjuntivitis este verano

La conjuntivitis es una enfermedad oftalmológica que se presenta con mayor frecuencia durante la época de verano. En esta temporada existe un aumento del número de casos de conjuntivitis virales y alérgicas, originadas por el incremento de la temperatura.

Esta consiste en una inflamación de la conjuntiva, generalmente causada por virus, bacterias o una alergia. La conjuntiva puede resultar inflamada debido a una reacción alérgica al polvo, el moho, la caspa animal o el polen, y puede verse irritada por la acción del viento, el polvo, el humo y otras clases de agentes que producen polución del aire. También puede sufrir irritación debido a un resfriado común o un brote de sarampión. La luz ultravioleta de una soldadura eléctrica de arco, una lámpara solar o incluso la intensa luz solar reflejada en la nieve pueden irritar la conjuntiva.

Según los expertos, cuando la membrana que cubre el interior de los párpados y la zona posterior del ojo se inflama, tenemos como resultado una conjuntivitis.

Las causas de la inflamación son variadas, dando lugar a diversos tipos de conjuntivitis, aunque existen síntomas comunes:

  • Enrojecimiento y lagrimeo del ojo.

  • Sensación de ardor en los párpados.

  • Sensación de un cuerpo extraño en el ojo.

  • Molestias, dolor, insomnio.

Otras causas de conjuntivitis:

  • Un traumatismo, o la penetración en el ojo de un cuerpo extraño.

  • Una mala higiene de las lentes de contacto.

  • La exposición prolongada a otras fuentes de luz, como los rayos X o los rayos ultravioleta (conjuntivitis actínica).

Prevención:
Una buena higiene puede ayudar a prevenir la propagación de la conjuntivitis:

  • Cambiar las fundas de las almohadas con frecuencia.

  • No compartir los cosméticos para los ojos y cámbielos regularmente.

  • Manipular y limpie los lentes de contacto apropiadamente.

  • Evitar tocarse los ojos con las manos.

  • Lavarse la manos con frecuencia.

Las personas afectadas por esta dolencia necesitan tratamiento médico para evitar complicaciones. En tal sentido, un estudio destacó que el 80% de las personas que no reciben tratamiento oportuno presentan alguna complicación como queratitis (inflamación e infección de la córnea) o úlceras corneales.

Cuidados para mejorar la conjuntivitis

Además de seguir el plan de tratamiento oftalmológico, se pueden tomar medidas de cuidados personales para mejorar la conjuntivitis, incluyendo:

  • No usar lentes de contacto.

  • Descansar los ojos de trabajo de la computadora o la lectura intensa si sus ojos se sienten incómodos.

  • Usar lágrimas artificiales varias veces al día para lavar los alérgenos.

  • Utilizar compresas frías sobre los ojos para aliviar la picazón.

  • Aplicarr compresas tibias y húmedas en los párpados para reducir la formación de costras.

Posted en Datos, Enfermedades, Salud VisualComments (0)

Síntomas y tipos de conjuntivitis

Conjuntivitis es el concepto usado para denominar a la hinchazón de la conjuntiva, membrana trasparente y delgada que cubre el interior de los párpados y la esclerótica, zona blanca del ojo. Generalmente, este estado se reconoce como “ojo rojo”.

La conjuntiva posee diminutos vasos sanguíneos, produciendo una sustancia para preservar la humedad y mantener protegida la superficie ocular. No obstante, cuando esta parte del ojo se irrita, los vasos sanguíneos incrementan su tamaño y adquieren más prominencia, lo que le da a los ojos un aspecto rojizo. Estos síntomas pueden desarrollarse en uno o en ambos globos oculares.

Tipos de conjuntivitis

Existen tres tipos de conjuntivitis, que son:

Conjuntivitis bacteriana

Esta clase de conjuntivitis es bastante contagiosa, generándose por infecciones bacterianas. Habitualmente, esta variante de la enfermedad causa un efecto de ojos rojos, con una cantidad abundante de pus.

Conjuntivitis viral

La conjuntivitis viral es el motivo más frecuente de ojo rojo. Se desarrolla debido al mismo virus que desencadena el resfriado común y también es bastante contagioso.

Conjuntivitis alérgica

Esta variante de la conjuntivitis se produce por una reacción del organismo a un agente irritante o un alérgeno. La conjuntivitis alérgica no es contagiosa.

Síntomas de la conjuntivitis

Si el motivo de la conjuntivitis es una infección bacteriana, posiblemente aparecerá un gran flujo en los globos oculares (que, en algunos casos, podría ser de tono verdoso) y una formación de costras en los párpados. Este tipo de infección puede aparecer en ambos ojos.

Por su parte, en la conjuntivitis viral, es común que los ojos estén llorosos, con una ligera formación de costras y un poco de flujo. Aunque en la mayor parte la conjuntivitis viral afecta solamente a un ojo, esta infección puede pasar de un globo ocular al otro.

Por último, si las alergias son las que produjeron la enfermedad, los síntomas serán enrojecimiento, lagrimeo y picazón. Asimismo, es posible que las fosas nasales se tapen, que aparezca secreción y comezón en la nariz.

En algunos casos, la conjuntivitis podría durar meses o años, por lo que es importante acudir donde un especialista cuando se presentan estos síntomas y mantener una buena higiene.

Posted en Enfermedades, Salud VisualComments (0)

¿Sabes diferenciar entre resfrío, alergia o conjuntivitis?

La alergia es una condición crónica, por lo que se debe tomar una serie de medidas para evitar sus malestares.

Muchas personas al experimentar ciertos síntomas, como lagrimeo excesivo o presencia de secreciones nasales, no saben diferenciar cuando padecen un resfrío, conjuntivitis o alergia.

En primer lugar, los resfríos son originados por diversos tipos de virus que poseen la capacidad para afectar el sistema respiratorio. Generalmente, esta afección no durará más de una semana. Asimismo, sus síntomas consisten en dolores musculares, malestar y fiebre, en algunos casos.

Por otra parte, la alergia tiene una aparición más violenta. Su duración dependerá del periodo de exposición al agente alérgeno que la genera, pudiendo persistir por meses. Además, sus manifestaciones son más constantes y perdurables, sin la presencia de fiebre.

Por último, la conjuntivitis se origina por diversas causas: producto de una infección por un virus, una bacteria o por una reacción alérgica. Cualquiera sea el origen de la enfermedad, siempre produce una inflamación de la capa que cubre el interior del párpado y la parte blanca del ojo (conjuntiva).

A diferencia de las otras patologías, la alergia es una enfermedad congénita que acompañará al paciente durante toda su vida.

Hay que subrayar ninguna alergia es contagiosa. Sus causas son hereditarias, por lo que puede transmitirse de padres a hijos. Estudios indican que cuando un padre padece alguna alergia, sus hijos tienen hasta un 40% de desarrollarla también. Además, el porcentaje se incrementa a un 70% cuando ambos padres lo son.

Aunque la patología no posea una solución permanente, existen fármacos y tratamientos como las vacunas antialérgicas, que aplacan notablemente los malestares y brindan una mejor calidad de vida. Este método “desensibilizante” contribuye a que el organismo genere  algún grado de inmunidad frente a ciertos alérgenos.

Recomendaciones ante las alergias

En lo posible, se debe aminorar la presencia de los agentes alérgenos. Por ejemplo, es aconsejable utilizar fundas para cubrir colchones y almohadas, mantener limpios y secos los lugares donde podrían aparecer hongos, cerrar las ventanas en periodos de polinización y limpiar regularmente los filtros de los aparatos de aire acondicionado.

Además, evitar el contacto directo con cortinas gruesas, peluches, alfombras o cualquier otro objeto donde pudiera acumularse polvo.

Posted en EnfermedadesComments (0)

Cómo prevenir los síntomas de la conjuntivitis

La conjuntivitis es la inflamación de las membranas superficiales del ojo, lo cual no sólo es uno de los trastornos oculares más comunes sino también que suele ser un cuadro muy molesto. Para prevenir la aparición de conjuntivitis es necesario llevar a cabo algunas medidas preventivas.

Picores, sequedad, lagrimeo, visión borrosa u ojos llorosos son síntomas de conjuntivitis alérgica que, unidos a otros como el dolor de cabeza sinusal o la dificultad para respirar, pueden tener efectos claros en el día a día del paciente, afectando a su rendimiento laboral o disminuyendo sus reflejos en la conducción.

La mejor forma de prevenir los síntomas de la conjuntivitis alérgica es evitar, en la medida de lo posible, estar en contacto con el agente desencadenante; además de permanecer en lugares cerrados, usar gafas de sol grandes y envolventes, y lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón.

Una vez que aparecen los síntomas, se debe acudir al oftalmólogo y al alergólogo para que identifiquen el alérgeno que los ha provocado y recomienden el método apropiado para el alivio de la alergia ocular.

Alergias
Las alergias al polen se han convertido en un problema con una incidencia cada vez menos asociada a la estacionalidad. Mientras que hace años, la mayoría de los procesos alérgicos provocados por el polen se desarrollaban en primavera, en la actualidad son varios los factores que provocan que los meses de invierno también sean complicados para las personas que padecen estas dolencias.

Entre ellos, destacan el cambio climático, la contaminación provocada por las calefacciones o la proliferación de especies vegetales.

Prevención
Para prevenir la aparición de conjuntivitis es necesario llevar a cabo algunas medidas preventivas:

  • Medidas higiénicas; lávate las manos a menudo y evita frotarte los ojos.

  • No utilices toallas, almohadas, sábanas u otro tipo de objetos que hayan podido estar en contacto con la cara de una persona infectada. Trata de lavar estos objetos con frecuencia, sobre todo si convives con otras personas, y procura no compartirlos.

  • En caso de que la afección se dé en un solo ojo, usa dos toallas distintas, una para cada ojo.

  • Presta atención al correcto mantenimiento de las lentes de contacto, con una buena higiene y sustituyéndolas cuando sea preciso.

  • Si utilizas cosméticos y sufres conjuntivitis con frecuencia, puede que esté relacionada con algún producto que te dé alergia. Prueba a no maquillarte los ojos, o cambia a otra marca que sea hipoalergénica.

  • Si eres alérgico al polen, evita los ambientes con altas concentraciones de esta sustancia, como el campo y los parques y jardines, y ponte gafas de sol para salir a la calle.

  • El cloro de las piscinas también puede ocasionar conjuntivitis a las personas más sensibles a esta sustancia. Si es tu caso, utiliza gafas acuáticas para protegerte los ojos.


Posted en Datos, Oftalmología, Salud VisualComments (0)

Conjuntivitis: La infección ocular más común

Durante la época de calor los casos de conjuntivitis alérgica aumentan considerablemente. El sol, el polvo y los cambios de temperatura constituyen los principales factores para contraer conjuntivitis.

El tiempo de duración de la enfermedad varía entre 10 a 15 días, y hay que hacer controles durante el tratamiento porque pueden aparecer complicaciones en la córnea y sobre infecciones bacterianas. No siempre afecta a los dos ojos: primero uno y después se puede autocontagiar el otro.

Tipos de Conjuntivitis

Entre las causas más frecuentes están las infecciones víricas o bacterianas de la conjuntiva, pero también otra causa muy frecuente es la enfermedad alérgica, también puede ser debida a irritación de la conjuntiva por humo, cremas, etc.

La mayoría de las conjuntivitis infecciosas son leves, sólo en raras ocasiones causan daños importantes, la infección puede ser generada tanto por una bacteria como por un virus.

Una de las medidas preventivas para evitar el contagio es lavarse las manos, ya que la gente que tiene gérmenes en sus manos los propaga compartiendo las sábanas de su cama o las toallas, incluso mediante el saludo a otra persona.

Niños también son vulnerables

En algunos casos, esta enfermedad causa fotofobia (intolerancia a la luz) y dolor. La conjuntivitis alérgica puede deberse a ciertas reacciones orgánicas ante el polen, algún cosmético u otras sustancias capaces de producir alergia. Esta enfermedad suele aparecer entre los niños y los adultos jóvenes, en cualquier época del año, aunque con más frecuencia durante la época de polinización, y se conoce con el nombre de catarro de primavera.

Remedios caseros empeoran enfermedad

Aunque la enfermedad dependiendo del paciente, dura dos a tres semanas, los médicos especialistas recomiendan evitar los llamados remedios caseros tales como, manzanilla, limón, cerveza, etc. Estas contraindicaciones pudieran perjudicar al paciente ya que la consulta médica es lo más recomendable.

Los síntomas de la conjuntivitis pueden ser:

* Color rosado o rojo en la parte blanca del ojo (por lo general, en un ojo, cuando se trata de conjuntivitis bacteriana, y ambos ojos, cuando es conjuntivitis alérgica o viral).

* Inflamación de la conjuntiva (la capa fina que cubre la parte blanca del ojo y el interior del párpado) o de los párpados.

* Aumento del lagrimeo.

* Secreción de pus, en particular amarillo verdoso (más común en la conjuntivitis bacteriana).

* Picazón, irritación o ardor.

* Sensación de tener un cuerpo extraño o ganas de restregarse el ojo.

* Posibles síntomas de resfriado, influenza u otra infección respiratoria.

* A veces puede causar sensibilidad a la luz brillante.

* Aumento de tamaño o dolor, en algunos casos, al palpar los ganglios linfáticos delante de las orejas. Con el tacto, la inflamación puede sentirse como un bulto pequeño. (Los ganglios linfáticos son como filtros en el cuerpo, recogen y destruyen los virus y las bacterias.)

Fuente: El Siglo

Posted en Datos, Enfermedades, Oftalmología, Salud VisualComments (0)

Y llegó la primavera….y la conjuntivitis

La conjuntivitis alérgica suele hacerse presente en muchas personas en la época primaveral. Según especialistas, la condición consiste en una inflamación de la conjuntiva, capa mucosa que cubre el ojo y que está cubierta por el párpado, la cual responde a una reacción de la persona ante ciertos agentes a los cuales es sensible.

 Lo más común es que se presente durante la niñez y la adolescencia, traduciéndose en lagrimeo, enrojecimiento del ojo, picazón, entre otros . A pesar de que es más común en la época primaveral, puede presentarse en cualquier estación del año.

 En cuanto a tratamientos, existen gotas antialérgicas y lubricantes oculares, aunque lo más recomendable es acudir a un especialista.

Posted en Enfermedades, OftalmologíaComments (0)

Las discapacidades visuales más frecuentes

Según el programa para la Prevención de la Ceguera de la Organización Mundial de la Salud, OMS, se calcula que en el mundo hay cerca de 161 millones de personas con discapacidad visual, de ellas 37 millones tienen ceguera y 124 millones visión subnormal. A su vez, hay 153 millones de personas con limitaciones por errores refractivos no corregidos.

Si bien estas cifras para algunos pueden resultar no muy representativas, aquí un dato impactante: más del 90 por ciento de todos los individuos ciegos en el mundo viven en países en desarrollo.

Factor: edad

Padecer una u otra enfermedad visual, en muchas ocasiones está asociada a la edad. Hay unas típicas de la niñez y otras de la edad adulta. En la niñez, son frecuentes las enfermedades congénitas, mientras que en edad adulta, algunas son resultado del proceso de envejecimiento.

Los especialistas mencionan que entre los 18 y los 30 años, existe una estabilización en las enfermedades refractivas. No obstante, este grupo poblacional presenta riesgos debido al incremento de accidentes laborales.

Patologías

Hay otras alteraciones que independiente de la edad, responden a factores patológicos. Las más comunes son las conjuntivitis que pueden ser infecciosas o alérgicas.

Además, tanto niños como adultos pueden tener enfermedades visuales como resultado de problemas sistémicos como hipertensión o diabetes. Por lo tanto, se recomienda tener control adecuado de las enfermedades de base.

Los 40 son definitivos

A partir de los 40 años y con el proceso de envejecimiento de las células, la mayoría de las personas tendrá un déficit visual para la lectura. Además, la edad adulta es propicia para enfermedades degenerativas, de los 50 años en adelante, la catarata es la enfermedad que se presenta con más frecuencia.

Los expertos revelan que entre el cuatro y el cinco por ciento de las personas mayores de 45 años desarrolla cataratas. Otra enfermedad presente en algunos pacientes, una vez pasados los 40 años, es el glaucoma, una patología silenciosa y progresiva que produce pérdida de la visión. También se cuenta la degeneración macular relacionada con la edad, una alteración que afecta la visión central.

Posted en Degeneración Macular, Enfermedades, Glaucoma, Oftalmología, Queratócono, Retina, Salud VisualComments (0)

Consejos para prevenir alergia ocular y otras

El aumento en el aire del polen, el polvo y otros contaminantes ambientales hacen que se incremente la incidencia del asma, la varicela y otras enfermedades infecciosas muy comunes entre los niños.

En este artículo te presentamos las enfermedades más comunes de la primavera, sus características y cómo prevenirte en esta época:

  • Alergia

Afecta principalmente a los ojos y la nariz, pero a diferencia del resfrío común, solamente se produce durante esta estación, en la que germinan las nuevas plantas. La causa concreta es una respuesta errónea y excesiva del sistema inmunitario frente a sustancias presentes en el aire inhalado, principalmente polen y polvo.

  • Asma

Aunque las personas asmáticas pueden tener ataques en cualquier época del año, son más comunes en primavera. La mayoría de las veces el asma comienza en las primeras etapas de la vida: en casi el 50% de los casos, el inicio se localiza por debajo de los 7 años de edad y en la mayor parte de los niños los síntomas suelen aparecer antes de cumplir los dos años.

  • Varicela

Algunas enfermedades eruptivas, como la varicela, también suelen incrementarse en estos meses. Los síntomas principales son presencia de fiebre y erupciones en piel, las cuales producen una importante picazón y pueden causar complicaciones si no se tratan adecuadamente.

  • Conjuntivitis

Es la inflamación de la capa más externa del ojo, que recubre la zona visible del globo ocular y la parte interior de los párpados. La conjuntivitis que aparece en primavera causa más picor y escozor que secreción.

Consejos para prevenirlas:

  • En el caso de la conjuntivitis se pueden administrar analgésicos o poner compresas frías o tibias. También deben limpiarse las secreciones y costras y despegarse los párpados con agua hervida tibia o un líquido adecuado de la farmacia.

  • Para evitar la entrada en casa de polen y partículas a las que eres alérgico, procura mantener las ventanas de casa cerradas cuando hace viento.

  • Usa gafas de sol en estos días para que tus ojos sufran lo menos posible.

  • No seques la ropa en el exterior durante los días de fuertes vientos, el polen puede quedar atrapado en ella.

  • Recurre a las vacunas preventivas que recomiende tu médico.

  • Come bien e incorpora a las comidas alimentos que contengan frutas y verduras, es decir, vitaminas y minerales.

  • Cuida mucho la higiene personal.

  • Evita introducir al ambiente contaminantes como humo de tabaco, basura, etc.

  • Haz deporte para que el sistema inmunológico esté fuerte.

Posted en Enfermedades, Lentes, Oftalmología, Salud VisualComments (0)

Que el invierno no haga sufrir a tus ojos

Estamos a puertas del invierno y tres patologías oftalmológicas amenazan nuestra visión en estos días fríos. Se trata de la conjuntivitis, queratitis y el ojo seco. Conoce de qué se trata cada una.

Los cambios climáticos del invierno contribuyen a las alteraciones oculares, generando un incorrecto funcionamiento de los ojos. Una de estas enfermedades es la conjuntivitis, que consiste en una infección de la membrana que tapiza el ojo y los párpados por el interior. Los síntomas son enrojecimiento, lagrimeo excesivo, secreciones y la sensación de un cuerpo extraño en el globo ocular. De no ser tratada, puede producir serios inconvenientes en la visión.

Como medida de prevención, es fundamental lavarse las manos constantemente y evitar frotarse los ojos.

Por otra parte, durante esta estación muchas personas disfrutan de los deportes de nieve. Sin embargo, podrían carecer de los instrumentos y la preparación, derivando en trastornos visuales. Así puede aparecer la queratitis o “ceguera de la nieve”, que causa pequeñas ulceraciones en la córnea debido a una gran exposición a los rayos ultravioletas. Esta enfermedad es bastante habitual en personas que esquían sin lentes protectores.

La última afección oftalmológica que prolifera en invierno es el ojo seco, que consiste en la baja calidad o carencia de lágrimas. Su desarrollo implica lagrimeo, sensación de un cuerpo extraño dentro del ojo, picazón, ardor, enrojecimiento y fotofobia.

Aunque se vincula con la vejez, a la administración de algunos fármacos, la menopausia y enfermedades como la artritis, la época invernal influye en el sentido que buscamos sitios calefaccionados para protegernos del frío, con lo que incrementamos la sequedad ambiental. Esto deriva en que los síntomas del ojo seco se agravan por la falta de humedad y lubricación.

Los negativos efectos de esta enfermedad se pueden revertir a través de lágrimas artificiales y la utilización de anteojos envolventes con filtro ultravioleta.

Consulta a tu oftalmólogo

Si experimentas alguno de los síntomas descritos, es de suma importancia que acudes a la brevedad a una consulta oftalmológica. El especialista será el encargado de determinar un tratamiento acorde a la enfermedad y su gravedad.

Posted en Enfermedades, Salud VisualComments (0)

PHVsPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZHNfcm90YXRlPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzE8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVhLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjViLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzM8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVjLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzQ8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVkLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX21wdV9hZHNlbnNlPC9zdHJvbmc+IC0gPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfbXB1X2Rpc2FibGU8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfbXB1X2ltYWdlPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tL2Fkcy8zMDB4MjUwYS5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9tcHVfdXJsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdG9wX2Fkc2Vuc2U8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF90b3BfZGlzYWJsZTwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF90b3BfaW1hZ2U8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzQ2OHg2MGEuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdG9wX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIHd3dy5zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF8xPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb208L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfMzwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF80PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWx0X3N0eWxlc2hlZXQ8L3N0cm9uZz4gLSBkZWZhdWx0LmNzczwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2F1dGhvcjwvc3Ryb25nPiAtIGZhbHNlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYXV0b19pbWc8L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2N1c3RvbV9jc3M8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19jdXN0b21fZmF2aWNvbjwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3VwbG9hZHMvMjAxMC8wNi9mYXZpY29uLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlYXR1cmVkX2NhdGVnb3J5PC9zdHJvbmc+IC0gU2VsZWN0IGEgY2F0ZWdvcnk6PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fZmVhdF9lbnRyaWVzPC9zdHJvbmc+IC0gNTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlZWRidXJuZXJfaWQ8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19mZWVkYnVybmVyX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2dvb2dsZV9hbmFseXRpY3M8L3N0cm9uZz4gLSA8c2NyaXB0IHR5cGU9XCJ0ZXh0L2phdmFzY3JpcHRcIj4NCg0KICB2YXIgX2dhcSA9IF9nYXEgfHwgW107DQogIF9nYXEucHVzaChbXCdfc2V0QWNjb3VudFwnLCBcJ1VBLTE2NTA0Mzc0LTFcJ10pOw0KICBfZ2FxLnB1c2goW1wnX3RyYWNrUGFnZXZpZXdcJ10pOw0KDQogIChmdW5jdGlvbigpIHsNCiAgICB2YXIgZ2EgPSBkb2N1bWVudC5jcmVhdGVFbGVtZW50KFwnc2NyaXB0XCcpOyBnYS50eXBlID0gXCd0ZXh0L2phdmFzY3JpcHRcJzsgZ2EuYXN5bmMgPSB0cnVlOw0KICAgIGdhLnNyYyA9IChcJ2h0dHBzOlwnID09IGRvY3VtZW50LmxvY2F0aW9uLnByb3RvY29sID8gXCdodHRwczovL3NzbFwnIDogXCdodHRwOi8vd3d3XCcpICsgXCcuZ29vZ2xlLWFuYWx5dGljcy5jb20vZ2EuanNcJzsNCiAgICB2YXIgcyA9IGRvY3VtZW50LmdldEVsZW1lbnRzQnlUYWdOYW1lKFwnc2NyaXB0XCcpWzBdOyBzLnBhcmVudE5vZGUuaW5zZXJ0QmVmb3JlKGdhLCBzKTsNCiAgfSkoKTsNCg0KPC9zY3JpcHQ+PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29faG9tZTwvc3Ryb25nPiAtIGZhbHNlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29faG9tZV90aHVtYl9oZWlnaHQ8L3N0cm9uZz4gLSA1NzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2hvbWVfdGh1bWJfd2lkdGg8L3N0cm9uZz4gLSAxMDA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV9zaW5nbGU8L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2xvZ288L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy8xMi1zdi5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19tYW51YWw8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vc3VwcG9ydC90aGVtZS1kb2N1bWVudGF0aW9uL2dhemV0dGUtZWRpdGlvbi88L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19yZXNpemU8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc2hvcnRuYW1lPC9zdHJvbmc+IC0gd29vPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc2hvd19jYXJvdXNlbDwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaG93X3ZpZGVvPC9zdHJvbmc+IC0gZmFsc2U8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaW5nbGVfaGVpZ2h0PC9zdHJvbmc+IC0gMTgwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc2luZ2xlX3dpZHRoPC9zdHJvbmc+IC0gMjUwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fdGFiczwvc3Ryb25nPiAtIGZhbHNlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fdGhlbWVuYW1lPC9zdHJvbmc+IC0gR2F6ZXR0ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3VwbG9hZHM8L3N0cm9uZz4gLSBhOjEwOntpOjA7czo1NzoiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvMTItc3YuanBnIjtpOjE7czo4MzoiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvMTEtSGVhZGVyX0Jsb2dfU2FsdWRfYV9sYV9WaXN0YS5qcGciO2k6MjtzOjc4OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy8xMC11bHRyYV9ub3Zfc2FsdWRhbGF2aXN0YS5qcGciO2k6MztzOjgxOiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy85LXVsdHJhX29jdHVicmVfc2FsdWRhbGF2aXN0YS5qcGciO2k6NDtzOjY3OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy84LXNhbHVzYWxhdmlzdGEuanBnIjtpOjU7czo2NjoiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvNy1sb2dvXzAwMV8oMikuanBnIjtpOjY7czo3NToiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvNi1sb2dvX3NhbHVkX2FfbGFfdmlzdGEuanBnIjtpOjc7czo3NToiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvNS1sb2dvX3NhbHVkX2FfbGFfdmlzdGEuanBnIjtpOjg7czo1ODoiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvNC1sb2dvLmpwZyI7aTo5O3M6NTg6Imh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzMtbG9nby5qcGciO308L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb192aWRlb19jYXRlZ29yeTwvc3Ryb25nPiAtIFNlbGVjdCBhIGNhdGVnb3J5OjwvbGk+PC91bD4=