Buscar resultados | 'defectos de refraccion'

Tres mitos acerca de la cirugía Lasik

Muchas personas que piensan en operarse la vista mediante el método láser, más conocido como cirugía Lasik, suelen buscar información en línea antes de tomar la decisión. Si estás pensando en  la cirugía ocular, debes tener mucho cuidado a la hora de informarte, ya que internet puede estar lleno de historias y mitos acerca de esta, que podrían hacer dudar a cualquiera.

Pero ¿Cómo sabemos lo que es verdad y lo que no? El oftalmólogo Steven Wilson, MD en la Cleveland Clinic, desmiente algunos mitos acerca de este procedimiento.

Mito 1: Aún tendré que usar lentes ópticos.

“No necesariamente, la edad promedio de los pacientes que recibieron cirugía ocular con láser en nuestra institución es de 41.” dice el doctor Wilson, también dice que muchos de sus pacientes que tienen más de 40 años tienen lo que se llama monovisión, ya sea con LASIK (asistida por láser) o PRK (queratectomía fotorrefractiva ).

“El ojo dominante está totalmente corregido para la distancia y el ojo no dominante se deja un poco corto de vista, que ayuda con la visión de cerca”, dice.

Aunque la mayoría de los pacientes no tiene ningún problema de ajuste, los médicos pueden simular el procedimiento mediante la prescripción de  lentes de contacto, imitando los efectos del mismo. De esta manera, el paciente puede probar los resultados de la cirugía antes de someterse a esta.

Mito 2: La cirugía Lasik es peligrosa.

Al igual que en cualquier cirugía, existen algunos riesgos, pero cuando se realiza correctamente y con las precauciones adecuadas, la cirugía ocular con láser es altamente segura. Según Wilson “en los 16.000 procedimientos que he realizado, solamente un paciente terminó con una infección leve, que fue tratada rápidamente con antibióticos. Por el contrario, yo personalmente, trato a varios pacientes cada semana con infecciones corneales producto de los lentes de contacto”.

Para prevenir la infección, los médicos recetan antibióticos un par de días después de la cirugía.

El riesgo más común asociado a este procedimiento es el llamado “ojo seco”. Sin embargo, según Wilson “no hay evidencia de que la cirugía ocular con láser haga que el ojo se seque permanentemente. Si se trata adecuadamente, la mayoría de los pacientes no presentarán más síntomas de ojo seco que el resto de las personas.”

También se dice que hay un pequeño riesgo de que la visión no se pueda corregir totalmente. Wilson afirma que “el riesgo de que esto suceda es menor al 1%. Por lo general sólo ocurre en pacientes que necesitan correcciones muy altas y saben que existe la posibilidad de sus ojos no se corrijan completamente, aunque prefieren tener  -1 o -2 dioptrías que -10 o -12″.

Mito 3: No se puede corregir la hipermetropía o el astigmatismo.

“Podemos corregir casi todos los defectos de refracción, de forma individual o combinados, con los rayos láser que utilizamos hoy en día. A pesar de que a la cirugía Lasik le es más difícil las correcciones altas, estas pueden ser tratadas con lentes intraoculares (LIO).”

¿Qué pasa con las historias negativas que andan circulando en la red?

“La mayoría de estos sitios fueron iniciados por pacientes enojados que tuvieron sus cirugías en lugares que no era de buena reputación”, afirma Wilson.

También dice, “algunos de ellos pueden haber sido candidatos a  PRK, pero se trataron en un centro que sólo hace cirugías Lasik . Los pacientes que no son seleccionados adecuadamente pueden acabar con una condición llamada ectasia, lo que puede llevar a usar lentes de contacto e incluso a un trasplante de córnea. En otros casos, los pacientes pueden haber tenido ojo seco antes realizar el procedimiento, pero no fueron tratados antes de la cirugía “.

Si está considerando someterse a una cirugía ocular con láser:

Lo más importante es comparar. El nivel de riesgo varía de un dispositivo a otro dependiendo del fabricante, del un cirujano y su nivel de experiencia con el procedimiento.

No base su decisión simplemente en el precio y no se conforme con el primer centro oftalmológico, doctor, o procedimiento que encuentre. Es importante tener en cuenta que esta cirugía afectará su visión durante el resto de su vida.

Tenga cuidado con los centros oftalmológicos con anuncios exagerados. Si ves avisos tales como “una visión de 20/20 o le devolvemos su dinero” o “paquetes de ofertas”, debe ser escéptico. Nunca hay garantías en la medicina.

Es importante que haga su propia investigación. Lea el manual del paciente que su médico debe darle, creado por el fabricante del dispositivo que se utiliza para realizar el procedimiento. Pregunte por este manual y hable con el médico acerca de los resultados, positivos como negativos, en comparación a los resultados descritos en el manual.

“Hay que tener en cuenta a la hora de elegir un cirujano, que lo importante no es la cantidad de cirugías ha hecho, sino cuantas ha realizado correctamente,” dice el Dr. Wilson.

En el siguiente video podremos ver de qué se trata esta cirugía y entender un poco más a qué nos estamos enfrentando.

Posted en Cirugía Lasik, Cirugía Refractiva, OftalmologíaComments (0)

Problemas visuales pueden afectar la productividad laboral

En la actualidad, el trabajo exige una alta demanda visual que puede derivar en algunos problemas visuales, si se hace un mal uso de las condiciones ambientales o no se toman medidas de protección y prevención.

El trabajo continúo en visión próxima, sin una protección adecuada, en condiciones ambientales inapropiadas y sin unas medidas de higiene visual que obligan a realizar un esfuerzo ocular permanente, pueden afectar la visión y provocar síntomas como: lagrimeo, enrojecimiento, visión borrosa, dolor de cabeza, sensación de tensión y pesadez en el globo ocular, irritación, escozor, somnolencia y  fatiga visual.

En el caso de las personas que tienen defectos visuales refractivos como astigmatismo, miopía, hipermetropía y presbicia, se debe tener mayor cuidado, ya que ese esfuerzo visual puede agudizar los síntomas e incrementar el problema.

De allí la importancia de cerciorase si existe algún problema visual refractivo para corregirlo con el uso de lentes de prescripción óptica, los cuales deben ser de alta calidad, que permitan el paso natural de la luz para que la imagen se forme de manera nítida en la retina, deben tener antirreflejo, protección 100% UV y ser fotosensibles. No obstante, la cirugía Lasik constituye una solución permanente para los errores de refracción.

Por otro lado, la calidad de la luz es el factor externo más importante para facilitar la actividad laboral. Es posible que una persona tenga muy buenas condiciones visuales, pero si su entorno es escaso o al contrario es excesivo en iluminación, el sistema puede reportar síntomas después de algunos minutos de trabajo.

Dependiendo del tipo de actividad se requiere una mayor o menor intensidad de luz. Aquellas personas que trabajan con más detalles finos, requieren una mejor iluminación, mientras que las personas que desempeñan labores con baja concentración y demanda visual tendrán suficiente con la iluminación artificial normal.

Recomendaciones

  • Visitar al especialista de la visión para realizar una completa evaluación de los ojos.

  • Descansar cada 15 minutos por espacios breves de 1 a 2 minutos cuando su labor involucra estar al frente de un computador.

  • Mantener una distancia de 50 centímetros entre la pantalla y los ojos.

  • Buscar siempre buenas condiciones de iluminación.

  • Parpadear continuamente para evitar que los ojos se sequen.

  • Conservar limpia la pantalla del monitor para facilitar la lectura y evitar reflejos.

Fuente: La Nación

Posted en Datos, Enfermedades, Lentes, Oftalmología, Retina, Salud VisualComments (0)

Aprende a identificar las tres condiciones visuales más comunes

El astigmatismo, la miopía e hipermetropía son errores de refracción del ojo, donde este pierde la capacidad de enfocar correctamente y otorgar una buena imagen. Estas condiciones son las afecciones visuales más comunes dentro de la población, teniendo que recurrir a anteojos, lentes de contacto o cirugía Lasik para corregirlas.

Estas son las características de los defectos de refracción mencionados:

Miopía

Quienes sufren de este problema tienen un ojo con “mucho aumento”, donde se genera una visión borrosa de los elementos lejanos. De esta manera, estas personas comienzan a ver más nítido a distancias menores a cinco metros.

Astigmatismo

Surge cuando la córnea, que es la capa externa y transparente del ojo, no tiene la misma curvatura en todas sus áreas. De esta forma, el paciente no puede ver de manera nítida ni de lejos ni de cerca. La condición de estas personas se agrava durante la noche, ya que ven las luces con halo.

Hipermetropía

Los hipermétropes deben entrecerrar los ojos para ver los elementos cercanos. Así, actividades como escribir, leer o trabajar ante un computador por lapsos extensos, puede generar fatiga visual y dolor de cabeza en estas personas.

La mayor parte de la población tiene algún grado de estos problemas de refracción. Es primordial la evaluación en los menores ya que, si tienen problemas severos y no se toman las medidas necesarias, puede afectarse la visión durante la adultez.

Fuente: 24 Horas

Posted en Cirugía Lasik, Salud VisualComments (0)

Los 6 problemas más comunes de los ojos

Alrededor del 80% de los problemas de ceguera pueden evitarse con un diagnóstico y tratamiento oportunos. Una manera de prevenir los inconvenientes más comunes de los ojos es visitar con frecuencia al oftalmólogo. Estos son las afecciones más habituales:

  • Cataratas: Consiste en la opacidad del cristalino del ojo y se asocia a la edad. Es habitual que las personas mayores de 50 años tengan este problema. Sin embargo, las cataratas pueden aparecer a cualquier edad.

  • Queratocono: Se trata de un debilitamiento de las fibras de colágeno dentro de la córnea, produciendo su inflamación y la pérdida de la vista.

  • Retinopatía diabética: Es común que se desarrolle en pacientes que sufren de diabetes, a causa de las modificaciones que se dan en los vasos sanguíneos de la retina.

  • Degeneración macular: Es un daño a la mácula, el área central de la retina que recibe la luz. Los factores de riesgo son el tabaquismo, la herencia genética y la edad.

  • Glaucoma: Patología que produce daños en el nervio óptico. Este problema se vincula al aumento de la presión intraocular.

Para preservar una correcta salud visual, es de suma importancia ir al oftalmólogo periódicamente, sin la necesidad de sentir alguna dificultad visual. Por otra parte, es recomendable mantener una dieta balanceada que otorgue los nutrientes requeridos para mejorar la vista.

Por otra parte, si existe vista cansada o se trabaja demasiado tiempo ante el computador, se debe intentar hacer ejercicios oculares para estimular la lubricación.

 

 

 

Posted en Enfermedades, Oftalmología, Salud VisualComments (0)

Mitos y verdades sobre los lentes de contacto

Durante los últimos años, la utilización de lentes contactos ha consistido en una acción habitual entre personas mayores de 13 años. Su utilización tiene la capacidad de corregir varios defectos visuales de refracción, como el astigmatismo, miopía, hipermetropía y presbicia. No obstante, existe diversos mitos y verdades sobre estos elementos.

Los lentes de contacto brindan una amplia agudeza visual y una visión periférica mejor a la que entregan los anteojos. Hay diversos tipos de lentes de contacto, según sus formas y materiales, pudiendo ser rígidos o blandos. Asimismo, pueden ser de uso diario, semanal, mensual, según la tolerancia de la persona.

Por otra parte, un lente de contacto apropiadamente adaptado no genera daños en la visión. Sin embargo, es recomendable asistir a un oftalmólogo para controles periódicos y adoptar algunas precauciones. Entre estas, tenemos un lavado de mano antes de su extracción y colocación, preservar los globos oculares lubricados de ser necesario, no frotar los ojos, no pernoctar con los lentes puestos, a menos de que sean de uso prolongado.

En cuanto a los mitos, uno de estos es que no todos pueden usarlos. De hecho, casi todo el mundo puede. Antes de obtenerlos, se lleva a cabo un test oftalmológico para determinar la tolerancia y el confort del globo ocular al lente.

Otro mito es que no son cómodas. La nueva tecnología y nuevos materiales, que son más hidratables y con un paso de oxígeno superior, provocan que sean más cómodas para la mayor parte de los pacientes.

Asimismo, se piensa que su mantención conlleva demasiado tiempo. Esto no es cierto, ya que depende de la clase de lente y su utilización. Con los nuevos productos que hoy existen en el mercado, esto se transformó en un proceso simple y ágil.

Otra creencia popular es que no se conseguirá una visión tan nítida como los anteojos. Por el contrario, al estar más cerca del globo ocular, el lente puede entregar una perspectiva superior y una mejor corrección para los errores refractivos.

Que son complejos de colocar y quitarlos, también es falso. Solamente con práctica, su manipulación se torna muy fácil. En cosa de segundos, se pueden poner.

Por último, se cree que los lentes de contacto pueden perjudicar la visión, luego de un lapso de uso. Por el contrario, todos estos elementos son de gran calidad, otorgando solamente beneficios para la salud visual.

Posted en Datos, Oftalmología, Salud VisualComments (0)

La mitad de los problemas visuales se pueden prevenir o tratar

De acuerdo a cifras entregadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 50% de los casos de ceguera o visión baja son prevenibles o tratables. Por eso, aprender cómo evitar su aparición y desarrollo es muy importante para la salud visual.

Se calcula que más de 314 millones de personas en todo el mundo sufren de enfermedades visuales o defectos de refracción sin corregir, aunque el 50% de estos son casos que pueden prevenirse o tratarse. Así lo determinó la OMS, según sus datos oficiales.

El especialista del Consultorio de Oftamología del Hospital Universitario Austral (HUA), en Argentina, se sumó a confirmar esta información, agregando que la degeneración macular asociada a la edad (DMAE) es una de las principales enfermedades de las cuales se debe tener especial precaución.

Esta enfermedad oftalmológica degenerativa afecta a la visión central de los adultos mayores. Incidiendo directamente en la mácula- área del ojo que permite observar los detalles con exactitud- la DMAE influye en actividades cotidianas tan simples como escribir, leer, ver televisión, transitar por escaleras e, incluso, reconocer rostros.

La DMAE es indolora y su avance puede ser rápido o lento, apareciendo en un ojo o ambos. Esta patología tiene dos maneras de desarrollo. La primera es la húmeda que, si bien solo representa el 15% de los casos, provoca el 80% de las pérdidas graves de visión después de los 50 años de edad. La otra variante es la seca.

Cualquiera de los dos tipos, y en una edad temprana, la DMAE no manifiesta síntomas evidentes. Para su retraso, lo fundamental son los controles oftalmológicos periódicos. En cuanto a su tratamiento, están disponibles distintos complejos vitamínicos con luteína que se encargan de hacer que su avance sea más lento. Sin embargo, el especialista será el encargado de establecer el mejor método, según sea el caso.

Los expertos sostienen que la DMAE es una enfermedad que genera incapacidad, es progresiva y de una gran prevalencia. No obstante, aseguran que puede ser controlada si se llevan a cabo los chequeos pertinentes y se trata a tiempo con los fármacos apropiados.

Posted en Degeneración Macular, Enfermedades, Oftalmología, Salud VisualComments (0)

Anteojos, lentes de contacto o cirugía Lasik: ¿Cuándo conviene cada opción?

Los problemas de refracción son las principales enfermedades por las cuales los pacientes asisten a consultas oftalmológicas, como la miopía, astigmatismo, hipermetropía o presbicia. Aunque los anteojos y lentes de contacto contribuyen  a corregir estos efectos negativos, procedimientos quirúrgicos como la cirugía Lasik muestran soluciones definitivas a estos trastornos.

La primera opción para corregir estos defectos de refracción son los anteojos, siendo un método que se masificó rápidamente. No obstante, por motivos estéticos y de comodidad, varias personas rechazan su utilización.

Luego, los lentes de contacto aparecieron como otra alternativa. Sin embargo, su uso significa una práctica muy rigurosa en su manipulación e higiene. Tampoco es aconsejable el abuso de estos lentes, ya que su utilización prolongada puede ocasionar otros trastornos oculares como enrojecimiento, sequedad y, en casos más graves, la formación de bacterias y hongos que podrían corroer al ojo.

La cirugía Lasik para corregir trastornos oculares

En contraste con los anteojos y los lentes de contacto, la cirugía Lasik ofrece una corrección definitiva del defecto de refracción, sin tener que depender de objetos externos para una buena vista.  Asimismo, los nuevos procedimientos demoran menos tiempo, son indoloros y cuentan con una recuperación más temprana.

Esta intervención quirúrgica se realiza a través de un moldeo de la córnea, corrigiendo totalmente las anomalías del globo ocular. Se debe aplicar anestesia tópica (en gotas), modificando las alteraciones corneales en escasos segundos y sin dolor.

Media hora después de la cirugía, el paciente puede retirarse de la consulta hacia su casa teniendo una visión aceptable, que irá mejorando gradualmente en las siguientes 48 horas. Pueden existir molestias leves, que se atenúan con la administración de gotas.

¿Cuándo es conveniente cada método?

Todas estas técnicas se aplican después de realizar exámenes específicos que determinan el mejor tratamiento para la córnea. En estas pruebas se revisa el espesor y formato corneal, así como todas las anomalías que puede tener el ojo.

Ya teniendo todas las conclusiones de estos chequeos, el oftalmólogo resuelve cuál es el método más apropiado para cada persona. También se toman en cuenta factores como su estilo de vida y nivel de actividad.

Posted en Cirugía Refractiva, Oftalmología, Salud VisualComments (0)

¿Cómo saber que tu hijo tiene problemas de visión?

Los niños también pueden tener defectos en los ojos que les impiden ver correctamente. Normalmente no se pone remedio a estos problemas debido a que los pequeños no avisan a sus padres que no ven bien, porque no lo saben, y los padres no prestan atención a este importante tema.

Para detectarlo, los expertos recomiendan a los padres de familia estar muy atentos con los comportamientos de sus hijos, por ejemplo:

  • Pegarse mucho a los cuadernos o a la pantalla.

  • Cerrar ligeramente los ojos para pretender ver de lejos.

  • Quejarse de dolores de cabeza, en la frente o en las sienes.
  • Confundir letras o números en anuncios o espectaculares.

Cuando algo de esto ocurra es preciso visitar al oftalmólogo para que valore al paciente y evitar problemas más graves a futuro. Los problemas de refracción visual, pueden aparecer desde edades muy tempranas y seguir desarrollándose a lo largo de la vida.

Soluciones

En caso de detección de problemas visuales a menores y adolescentes, existe la corrección a través de lentes de armazón, así como lentes de contacto. Además, actualmente hay soluciones quirúrgicas como la láser, que tiene muchas ventajas con los equipos de séptima generación.

Finalmente se recomienda que siempre que exista una complicación visual se visite al oftalmólogo para prevenir daños mayúsculos a largo plazo y gozar de una salud visual plena.

Posted en Cirugía/Tratamiento, Datos, Lentes, Oftalmología, Salud VisualComments (0)

Pregúntale al oftalmólogo: Resolución dudas sobre cirugía Lasik

Ante las dudas de nuestros seguidores en redes sociales sobre la cirugía Lasik, uno de nuestros profesionales las resuelve para ti: 

– ¿Cuál es el límite de miopía para operarse?

El límite es hasta 8 dioptrías esféricas (según los parámetros de nuestros cirujanos). Hay casos excepciones, claramente. Sin embargo, esto no quiere decir que todos los pacientes dentro de ese rango de dioptrías se puedan operar, ya que hay otros factores que influyen también, como el grosor de la córnea y las curvaturas de esta misma. Resumiendo: hay posibilidades hasta 8 dioptrías, debe evaluarse para conocer los otros aspectos antes mencionados.

– ¿Cuales son los riesgos que se ocurre en la operación?

Los riesgos de la cirugía se dividen en intra operatorio y post operatorio. En pabellón los riesgos son mínimos. En cuanto al post operatorio, puede existir síndrome de ojo seco transitorio, visión borrosa oscilatoria, visión con halos en la noche, sensación de cuerpo extraño.

– Si sufro de diabetes, ¿puedo operarme?

Si el paciente sufre diabetes se puede operar siempre y cuando tenga: glicemias controladas, idealmente bajo 110 mg/dL, examen de Fondo de Ojo (FO) sin alteraciones y una refracción (receta de lentes) estable. Obviamente, quedan excluidos los pacientes con lesiones retinales derivados de una retinopatía diabética.

– ¿Cuales enfermedades se pueden operar con la cirugía Lasik?

Los defectos refractivos como la miopía, hipermetropía, astigmatismo o presbicia, son una de las causas más relevantes de discapacidad ocular. Estas anomalías pueden ser corregidas con cirugía Lasik.

– Tengo miopía y astigmatismo, ¿se pueden operar ambas al mismo tiempo?

Sí, la técnica Lasik permite corregir la miopía y astigmatismo en una misma intervención, es ambulatoria y muy segura.

– ¿Puedo operarme si sufro de lupus?

Los pacientes con enfermedades vasculares del colágeno, tales como el síndrome de Sjögren, lupus eritematoso sistémico y la esclerodermia, están por lo general descalificados para la cirugía Lasik. Aunque la razón científica para la mala evolución de estos pacientes tras la cirugía no se entienda completamente, la presencia del síntoma de ojo seco en muchos pacientes con enfermedades vasculares del colágeno puede jugar un gran papel.

– ¿Si ya me operé una vez, puedo volver a hacerlo nuevamente?

Sí, siempre y cuando la cornea tolere una nueva intervención (grosor y curvatura corneal) y la proyección sea de una mejora superior a 2 lineas de visión.

– ¿Cuál es el porcentaje de no sufrir nunca más un problema?

No se puede asegurar con un porcentaje. Esto va a depender del tipo de problema del paciente (miopía, astigmatismo, hipermetropía) de la magnitud del problema (no es lo mismo operar una miopía moderada que una alta) y de la edad del paciente. La cirugía significa una solución para el mal que se opera, pero que siempre debe considerarse que existe un proceso natural de envejecimiento del ojo, que provoca la conocida presbicia.

– Si tengo miopía muy alta, ¿puedo operarme?

Los procedimientos actuales que se utilizan en estos casos son la cirugía Lasik y, en los casos en que la miopía sea demasiado alta, podrían necesitarse lentes intraoculares fáquicos.

Es posible que se requiera usar técnicas combinadas de Lasik y lentes intraoculares, para tratar ametropías que no puedan corregirse con un solo método.

En conclusión, es posible la cirugía Lasik con miopía muy alta, siempre y cuando la refracción esté estable, no hayan lesiones en la retina y el ojo tenga espacio suficiente dentro de este para lograr introducir un lente intraocular (LIO).

Posted en LentesComments (0)

PHVsPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZHNfcm90YXRlPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzE8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVhLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjViLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzM8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVjLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzQ8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVkLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX21wdV9hZHNlbnNlPC9zdHJvbmc+IC0gPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfbXB1X2Rpc2FibGU8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfbXB1X2ltYWdlPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tL2Fkcy8zMDB4MjUwYS5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9tcHVfdXJsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdG9wX2Fkc2Vuc2U8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF90b3BfZGlzYWJsZTwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF90b3BfaW1hZ2U8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzQ2OHg2MGEuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdG9wX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIHd3dy5zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF8xPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb208L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfMzwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF80PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWx0X3N0eWxlc2hlZXQ8L3N0cm9uZz4gLSBkZWZhdWx0LmNzczwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2F1dGhvcjwvc3Ryb25nPiAtIGZhbHNlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYXV0b19pbWc8L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2N1c3RvbV9jc3M8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19jdXN0b21fZmF2aWNvbjwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3VwbG9hZHMvMjAxMC8wNi9mYXZpY29uLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlYXR1cmVkX2NhdGVnb3J5PC9zdHJvbmc+IC0gU2VsZWN0IGEgY2F0ZWdvcnk6PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fZmVhdF9lbnRyaWVzPC9zdHJvbmc+IC0gNTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlZWRidXJuZXJfaWQ8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19mZWVkYnVybmVyX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2dvb2dsZV9hbmFseXRpY3M8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19ob21lPC9zdHJvbmc+IC0gZmFsc2U8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19ob21lX3RodW1iX2hlaWdodDwvc3Ryb25nPiAtIDU3PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29faG9tZV90aHVtYl93aWR0aDwvc3Ryb25nPiAtIDEwMDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ltYWdlX3NpbmdsZTwvc3Ryb25nPiAtIGZhbHNlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fbG9nbzwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzEyLXN2LmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX21hbnVhbDwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbS9zdXBwb3J0L3RoZW1lLWRvY3VtZW50YXRpb24vZ2F6ZXR0ZS1lZGl0aW9uLzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3Jlc2l6ZTwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaG9ydG5hbWU8L3N0cm9uZz4gLSB3b288L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaG93X2Nhcm91c2VsPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3Nob3dfdmlkZW88L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3NpbmdsZV9oZWlnaHQ8L3N0cm9uZz4gLSAxODA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaW5nbGVfd2lkdGg8L3N0cm9uZz4gLSAyNTA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb190YWJzPC9zdHJvbmc+IC0gZmFsc2U8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb190aGVtZW5hbWU8L3N0cm9uZz4gLSBHYXpldHRlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fdXBsb2Fkczwvc3Ryb25nPiAtIGE6MTA6e2k6MDtzOjU3OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy8xMi1zdi5qcGciO2k6MTtzOjgzOiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy8xMS1IZWFkZXJfQmxvZ19TYWx1ZF9hX2xhX1Zpc3RhLmpwZyI7aToyO3M6Nzg6Imh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzEwLXVsdHJhX25vdl9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmpwZyI7aTozO3M6ODE6Imh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzktdWx0cmFfb2N0dWJyZV9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmpwZyI7aTo0O3M6Njc6Imh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzgtc2FsdXNhbGF2aXN0YS5qcGciO2k6NTtzOjY2OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy83LWxvZ29fMDAxXygyKS5qcGciO2k6NjtzOjc1OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy82LWxvZ29fc2FsdWRfYV9sYV92aXN0YS5qcGciO2k6NztzOjc1OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy81LWxvZ29fc2FsdWRfYV9sYV92aXN0YS5qcGciO2k6ODtzOjU4OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy80LWxvZ28uanBnIjtpOjk7czo1ODoiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvMy1sb2dvLmpwZyI7fTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3ZpZGVvX2NhdGVnb3J5PC9zdHJvbmc+IC0gU2VsZWN0IGEgY2F0ZWdvcnk6PC9saT48L3VsPg==